Viaje al N.A. Dia 5, Segunda Parte: Tilcara

Salimos de Purmamarca cerca del mediodía, nuestro próximo destino era Tilcara. Desconozco el motivo por el cual, pero siempre me sentí atraído por esta ciudad, por eso a medida que nos acercábamos mi corazón empezaba a latir con mas fuerza.

No fue nada fácil encontrar el hostel donde nos estaríamos alojando, ya que tanto el GPS como el Google Maps mostraban dirección distintas, aunque luego nos dimos cuenta, ambas equivocadas.  Finalmente, y luego de mas de 15 minutos de búsqueda, llegamos al Hostel Casa Los Molles (el mejor Hostel donde nos hemos alojado hasta el momento).

IMG_1094

En algunos post anteriores hable acerca de cómo es la vida dentro de un hostel, y seguramente mas adelante le dedicaré otro post exclusivo a este tipo de alojamiento. Son lugares de una riqueza intelectual impresionante. En pocos lugares uno va a poder absorber tanto conocimiento y sentirse, como me gusta decirlo a mi, un ciudadano del mundo, como en un Hostel. Imagínense nosotros dos, sentados en el comedor, charlando de la vida junto a dos suizas, una viajando hacia 5 meses, otra hacia 2, un francés, que había decidido recorrer Latinoamérica y había trabajado de lo que sea para solventar sus gastos, y dos cordobeses que aportaban su alegría y por supuesto el Fernet. Cada uno contaba anécdotas, vivencias, experiencias de los viajes que habían hecho. No tengan dudas viajeros, todo eso te llena tanto el alma, que te hace sentir mas vivo que nunca.

Nuevos Amigos en Tilcara

Nuevos Amigos en Tilcara

El Pucará del Tilcara

Una de las principales atracciones, sino la principal, de Tilcara es el Pucará. Esta palabra de origen Quechua significa fortaleza. Se cree que el pucara de Tilcara fue construido en el Siglo X, junto con otros 30, para defender la Quebrada de Humahuaca, que era el paso mas importante para viajar de norte a sur.

Este pucará es el único que esta acondicionado para la visita de los turistas, y esta armado para eso. Los días lunes la entrada a la fortaleza es gratuita, mientras que el resto de los días de la semana tiene un costo de 15 pesos e incluye entrada al pucará, al jardín botánico ubicado al lado del mismo (donde uno se puede deleitar con la piedra campana, que como su nombre lo indica, al golpearla suena como tal), y un museo que está ubicado justo en frente de la plaza principal.

Piedra Campana

Piedra Campana

Hay tour guiados, por guías de origen Quechua,  que relatan las costumbres y vivencias de sus antepasados. Siempre les aconsejo que si tienen tiempo, esperen por el tour guiado, ya que se irán con un panorama mas completo. Aparte los guías, o por lo menos el que me toco a mi, supo ejemplificar muy bien como habría sido la vida dentro del pucará. Fotos se pueden sacar miles, pero jamás podré transmitir mediante una imagen la sensación de estar allí, deben conocerlo.

Pirámide del Pucará

Pirámide del Pucará

IMG_1082

Una vez que salimos del Pucará, nos dirigimos junto a Santiago y Victoria, que amablemente nos llevaron en auto, hacia la otra gran atracción de Tilcara, la Garganta del Diablo.

La misma queda ubicada a unos 10 kilómetros del centro de la ciudad y se puede acceder tanto en auto (15 minutos) o caminando (1 hora y media/2 horas), Durante el camino uno va ascendiendo hasta la 3000 metros sobre el nivel del mar.

Una vez en la entrada, y luego de pagar la suma de 5 pesos por persona,  uno va descendiendo hacia el borde de un rio. No se confundan, que apenas llegan al rio, verán una especie de cascada, pero aquella no es la Garganta del Diablo. Para llegar a ella, deberán bajar al rio e seguirlo, saltándolo varias veces intentando siempre no resbalarse y mojarse todo. Un poco de aventura al cuerpo nunca está nada mal.

La caminata por el rio toma aproximadamente unos 20 minutos, pero la verdad que vale la pena. Por lejos, la mejor cascada que he visto hasta este momento del viaje. (Recomendación: lleven siempre abrigo, por el frío a 3000 metros de altura se siente y mucho) .

Garganta del Diablo - Tilcara

Garganta del Diablo – Tilcara

Garganta del Diablo - Tilcara

Garganta del Diablo – Tilcara

Ya caída la noche, decidimos comer unas empanadas en el Hostel, mientras intentábamos explicarle al Pierre, el francés, y a Sarah y Lena, las suizas, como jugar al truco. Jamás en mi vida se me hubiera ocurrido que era tan difícil explicarle a un extranjero como jugar este juego tan argentino, que a la vez, tiene esas cosas tan nuestras. La pasión, la alegría y a veces los engaños y avivadas.

Este fue sin duda el día mas completo desde que empezamos el viaje, por lo menos, para mi. Tilcara había superado todas mis expectativas, y podía irme a descansar tranquilo, feliz y con una sonrisa en el rostro.

Feliz

Feliz

Para seguir leyendo de nuestra aventura por el Norte Argentino, hacer click aquí

Comments

  1. Hola Fabian! Como estas? queria preguntarte de que año es el viaje al norte argentino? Gracias.

    1. Author

      Hola Daniela,

      Depende del lugar, pero en la mayoría aceptan, siempre y cuando estén en la misma habitación con los padres.

      Saludos

Deja tu comentario