¿Qué siento al viajar? Sensaciones Unicas

Cuando uno empieza a vislumbrar una aventura, siente un cierto cosquilleo que le recorre el cuerpo de pies a cabeza. Esa es la sensación que me invade cada vez que pienso en hacer un viaje. Viajar para mí es sentir, probar, conocer, vivir y compartir nuevas experiencias.

Para mí no hay nada más lindo que agarrar el mapamundi, en mi caso el Google Maps (Muy tecnológico lo mio) y elegir mi próximo destino. Sea cercano o lejano, caro o barato no importa. Soy de esos que cree que si uno desea mucho algo, lo consigue, y por ahora debo decir que nunca me ha fallado.

Con cada viaje uno va descubriendo nuevas cosas, y aunque suene difícil de creer, se va descubriendo a uno mismo. Uno se ve en situaciones en donde no está acostumbrado a verse, y eso te pone a prueba. Por eso es tan lindo viajar.

Viajar te completa.

Pero no piensen que todo es color de rosas, eso se los aseguro. Una cosa es la expectativa que uno se crea en la cabeza, y otra muy diferente es la realidad. Si yo les digo, mañana me voy a Europa por 2 meses, creo que todos ustedes me dirán “Que Bueno, como te envidio”, pero hay que estar allá. Muchas veces uno tiene que lidiar con el stress y la ansiedad. No soy de esos que planea hasta el último segundo de sus vacaciones, me gusta planear obviamente, pero también dejar lugar a la improvisación, a que el viaje me sorprenda. Es por eso, que siempre ando a las corridas con el horario de los trenes, los buses, llegar temprano al aeropuerto, y como no soy uno de esos viajeros millonarios (desgraciadamente) tratar de encontrar hospedaje y restaurantes buenos, bonitos y baratos.

Pero sin duda alguna, lo digo hoy y lo voy a seguir diciendo el resto de mi vida, no hay mejor plata invertida que en viajes. Los viajes te dejan historias para contar, amigos para toda la vida, y momentos únicos.

El otro día leyendo a una amiga, ella escribió “Si tendría la posibilidad de tener algún superpoder, me gustaría tener la capacidad de tener muchas botellas con momentos de inmensa felicidad dentro, y poder destaparlas siempre que quiera”. Lo leí y pensé en todos esos momentos increíbles que viví, en el espectáculo de luces de la Torre Eiffel, caminar por las calles de Brujas, visitar el Castillo de Praga, entrar por primera vez a una Mezquita, una cena romántica al borde del rio en Cesky Krumlov o ver el Coliseo por primera vez (debo admitir que esto último, me emocioné hasta las lágrimas).

Creo que por esto mismo, decidí empezar mi blog, porque al contar mis experiencias, vuelvo a abrir esas botellas que tengo guardadas y me llenan el cuerpo de alegría. Espero poder transmitirles un poco de esa felicidad también a ustedes, aunque al fin y al cabo, soy solo Un Argentino por el Mundo”.

Felicidad en el Coliseo

Felicidad en el Coliseo

I Love Amsterdam

I Love Amsterdam

Comments

  1. ¡Esa Favito poeta! Muy buena la descripción de viajar. Adhiero a que es la mejor inversión. Abrazo!

  2. El viajar, definitivamente nutre el alma. Desde la planeacion de las vacaciones con toda la logistica que implica, sobre todo cuando no se es rico, y como bien dices, se buscan las cosas buenas, bonitas y no muy caras…y eso cuesta tiempo de investigacion y decisiones encontradas; Cuando llega el dia, no hay recorrido mas emocionante que el viaje al aeropuerto, antesala obligatoria cuando se cruzan oceanos, el despegue del avion, el tiempo en el aire,,,y el esperado aterrizaje a la tierra desconocida que estamos por conquistar y hacer nuestra. Comienzan las vacaciones!
    Cada lugar que se visita automaticamente se convierte en recuerdos extraordinarios, memorias apreciadas que en el ocaso del tiempo habran de confortarnos y llenarnos de alegria por la satisfaccion de una vida intensa. Asi vamos acumulando las botellas que habran de embriagarnos al abrirlas.
    A lo mejor nunca llegue a ser rica en dinero, pero las vivencias de viajar y conocer nuevos lugares, nuevas gentes, diferentes culturas y paisajes majestuosos y diversos ya me han hecho millonaria para siempre. Gracias por compartir tus viajes y tus experiencias. Seguire leyendo tus vivencias.

    Recibe un abrazo desde Miami, Fl.

Deja tu comentario: