¿Por qué tener un Blog de Viajes?

“Empezar a caminar es fácil, lo difícil, es mantenerse en el camino”

Cuando me sumergí en este mundo, hace ya más de 1 año, solo veía la punta de este enorme iceberg que se encuentra delante de mí hoy en día. Jamás se me cruzó por la cabeza que este blog, al que le tengo tanto cariño, llegaría a los 100 post. Si si, este mismo que estoy escribiendo, es el post Nº100 de mi querido diario de viajes por el mundo. Tanto hemos recorrido juntos, y tanto trayecto aún nos falta por recorrer.

Debo admitir que aunque tener un blog de viajes no es una tarea sencilla, ha sido, sin dudas, una de las mejores decisiones que he tomado en mi vida. A pesar de las interminables horas invertidas en él por semana, del bloqueo o la falta de inspiración que a veces ataca mi mente, de la numerosa competencia que existe, nada me enorgullece, y me da más placer, que escribir lo que pienso, lo que siento cada vez que me imagino cumpliendo mi sueño. No importa si me leen 10000 personas, o solo mi madre, lo lindo es poder compartir experiencias, y que otros, que en su gran mayoría no conoces, se sientan identificado con lo que uno intenta trasmitir.

Aquí les quiero dejar una lista por lo cual pienso que, tener un blog personal de viajes, es una de las mejores decisiones que vos podes tomar si amas viajar:
Revivir los lugares a los cuales has viajado

Una de las principales causas por la cual decido sentarme frente a la computadora para escribir sobre algún destino que visité, es la capacidad que tiene la escritura de llevarte nuevamente hacia aquel sitio, sin importar cuanto tiempo haya pasado, y poder revivirlo. Escribir sobre París o Roma, me transporta inmediatamente a sus calles, a su gente, a sus monumentos, a sus olores, sus colores. Es una sensación similar a la de leer un libro, solo que el personaje principal de la aventura eres tu mismo. Impagable.

Es la excusa perfecta para seguir viajando

Aunque parezca, en un principio, no tener relación alguna, este blog se ha convertido en mi excusa perfecta a la hora de tomar decisiones sobre mi futuro. Cae de maduro que para poder alimentar un sitio de estas características, lo esencial es viajar ¿acaso me sería posible escribir sobre Londres, si jamás puse un pie en sus calles? Todo viaje se hace por, y para, mi gacetilla.

Interaccionar con desconocidos que comparten tu mismo sueño

Si revivir los viajes fue la principal causa por la cual abrí este lugar, el feedback que me brinda la gente día a día es la causa por la cual lo mantengo con vida. Así lo hagas desinteresadamente o buscando una finalidad, no hay nada más lindo que poder ayudar a otros viajeros a cumplir sus propios sueños. Las palabras de aliento, de agradecimiento y los cumplidos que trasmiten tus lectores son el combustible del alma para el escritor. Que alguien te diga fuiste, o sos, mi fuente de inspiración para ir tras mis sueños, es a lo máximo que podemos aspirar.

Si el Diego lo dice ...

Si el Diego lo dice …

Animarse a más

Aunque parezca una boludez, y lo digo así porque muchos lo pensarán, tener un blog en donde compartís tus vivencias, te da un empujoncito extra para ir en busca de más. Seguramente, en muchos de mis viajes, no me hubiera animado a meterte en lugares desconocidos, a buscar peligros o a encontrar recovecos únicos, si no tuviera un lugar donde compartirlo. Todo se hace, y experimenta, en pos de hallar algo que te diferencie del resto.

Es tu legado, tu carta de presentación

Así como los músicos dejan sus canciones, los pintores sus cuadros, y los escritores sus libros, nosotros, los bloggers de viajes, dejamos nuestros diarios para que el mundo los descubra. Es nuestra manera de decir “Acá estamos” o “Acá estuvimos“, es mi forma de compartir mi vida con la gente que quiero, con mi familia cuando estoy lejos, con mis amigos cuando no los veo, con aquellos que decidieron seguirme en mis locuras. Cuando escribo, me siento acompañado, aunque me separen miles de kilómetros de mi hogar.

Descubrirse y sorprenderse a uno mismo

Cuantas veces me pasó de volver a leer lo que escribí meses atrás y pensar ¿ese fui yo? ¿De mi salieron estas palabras? ¿Como lo hice? Enamorarse, y sentirme orgulloso de lo que uno volcó en un diario es algo hermoso, más para mi, que siempre me consideré un queso (desastre) en lengua española, y que todas las profesoras en la secundaria me decían que mi redacción era pésima. Todo un logro para esta persona con poca imaginación (según ellas).

Mi nuevo compañero, junto a mi, mientras escribo

Mi nuevo compañero, junto a mi, mientras escribo

Tener algo propio, y verlo progresar aunque sea a pequeños pasos, es algo que te llena el alma.

Cuando veo que cada día más personas me escriben, me alientan, se identifican conmigo, me llena el alma de orgullo. Es como regar una flor durante un largo tiempo, y verla florecer maravillosamente en primavera. Todo lo que das, tarde o temprano, vuelve a vos, es la ley del Karma.

Crecimos desde así de pequeños

Crecimos desde así de pequeños

Ser parte de una comunidad hermosa

Pocas veces en la vida me sentí tan identificado, o parte de un grupo, como me siento hoy en día. La comunidad de bloggers de viajes es un sociedad estupenda. ¿Acaso existe algo más lindo que juntarse con un camarada a charlar sobre los mismos sueños?

Si viajar es lo que amas hacer, el blog será tu compañero de ruta, viajes solo o no.

Nunca jamás te sentirás solo. Vayas a donde vayas (siempre y cuando tengas un lugar con Internet, obvio) tu diario viajero estará contigo, y aunque te sea imposible conectarte para sentir esas palabras de apoyo que te alientan a seguir, estate seguro que allí estarán, las podrás sentir.

Cosas como estas te encontrarás mientras persigas un sueño

Cosas como estas te encontrarás mientras persigas un sueño

Un blog es como tener un hijo. Uno estuvo ahí cuando nació, era pequeño, frágil, jamás hubiera podido sobrevivir sin nuestra ayuda. Tuvimos que alimentarlo, cuidarlo, mimarlo, día a día para que vaya creciendo. Maduramos junto a él. Vivimos momentos únicos, su primer comentario, sus primeros seguidores, el primer año, nuestro primer viaje juntos, su primer blogtrip. Y así como con todo retoño, llegará eventualmente, el momento en donde podremos soltarle la mano para que comience a caminar solo. Pase lo que pase, siempre estaremos a su lado, orgulloso de nuestro hijo.

Comments

  1. Felicitaciones Favio!
    Para mí, llegar a las cien entradas. superarlas, es todo un desafío y un buen augurio en la vida de un bloguer de viajes!
    Te mando un abrazo y el deseo de buenos rumbos!!!

  2. Me encantó esta nota! hace poco abrí mi blog de viajes, y la verdad no sé que va a salir, pero leer cosas como estas me inspiran muchisimo, gracias!!

    1. Author

      Bien por ti!!! Es una muy buena decisión, ponele toda la garra que es hermoso tener un blog de viajes =)

  3. Hola favio!..te acabo de descubrir! y me encantó como escribir!.justo pensando en armar un blog un dia!… y contar mis viajecitos para quién le sirva!..y de algun modo revivirlos al describirlos…
    Buen viaje!!!!!!!!!!!!!!!!!

Deja tu comentario: