¿Por qué viajo? Una elección de Vida

En la vida de todo viajero siempre existe un momento en donde se hace una pregunta clave,

¿Por qué viajo?

Quizás sea el hecho de buscarle un sentido a lo que hacemos, que hasta llegamos a cuestionar nuestros propios sueños. ¿Estará bien lo que hago? ¿Con qué objetivo dejo todo, agarro mi mochila y me voy, dejando todo lo que conozco detrás? Son esos momentos en donde la razón y el corazón tienen una de sus grandes batallas.

Santorini, Grecia

Santorini, Grecia

La incertidumbre a lo desconocido, el miedo a lo que puede pasar. Esas barreras psicológicas que aparecen cada vez que nos proponemos un gran cambio. Lamentablemente, o quizás afortunadamente, nadie sabe qué nos deparará el destino. Nadie se arriesgaría sino. Nos cuesta salir de esa zona de confort, de ese mundo tan conocido por nosotros y aventurarnos al más allá.

Mi abrir de ojos a la vida

Cuando era un niño solamente, 6 o 7 años nomás, recuerdo que me levantaba por las noches llorando. Pensaba en el desenlace de la vida, en mi muerte. Pensaba que estaba en este mundo solo de paso. Que tarde o temprano, mi persona, mi existencia indefectiblemente terminaría. Nadie recordaría quien fui o que cosas hice. Sentía que cada día que pasaba era un día menos que me quedaba. Una cuenta regresiva que no podía detener. Me invadía un sentimiento de tristeza enorme. Tantas noches mi madre me escuchaba y me consolaba hasta que finalmente lograba dormirme.

A medida que los años fueron pasando, entendí que mi razonamiento era erróneo. Que, en realidad, estaba invertido. No eran aquellos, días que perdía, sino días que ganada. El reloj no iba hacia atrás, sino hacia adelante. Comprendí que la vida está hecha de momentos. Momentos felices, momentos tristes, momentos memorables que recordaremos el resto de nuestras vidas, momentos que rápidamente pasarán al olvido. Entre los más felices, recuerdo las juntadas familiares en navidad y año nuevo, los veranos en Mar del Sur con mi familia, el día que terminé la secundaria, el viaje de egresados, el día que me recibí, el día en que me fui solo a Europa por primera vez. Entre los tristes, el día que fallecieron mis abuelos, el día que murió mi gato, el día que aquella novia no quiso volver conmigo. Por suerte, en mi caso, la balanza se inclina a favor de los felices.

Gracias a ella viajo por el mundo, mi patrocinadora N° 1

Gracias a ella viajo por el mundo, mi patrocinadora N° 1

Una vida sin arrepentimientos

Hace unos días, leyendo un diario online, salió publicada una nota en donde una australiana, cuyo trabajo era cuidar a enfermos terminales, había publicado un libro llamado “The Top Five Regrets of the Dying” (Los 5 mayores remordimientos antes de morir). De esos 5, dos me llamaron la atención.

Oasis de la Huacachina, Ica - Perú

Oasis de la Huacachina, Ica – Perú

El primero era “Ojalá hubiese tenido el coraje para vivir una vida auténtica por mí mismo, no la vida que otros esperaban de mí” y el segundo “Desearía haberme permitido ser más feliz”. A vos te digo, que estás leyendo esto: Somos seres únicos, y tenemos la suerte de que cada uno puede elegir. Elegir que hacer, a donde ir, cuando seguir, y cuando decir basta. Salgamos de atrás de la sombra que proyectan nuestros padres, nuestras parejas, nuestros jefes, nuestra religión o la sociedad misma. Somos dueños de nosotros mismos, elijamos lo que a nosotros nos haga verdaderamente felices, no dejemos que otros elijan nuestro camino.

Por eso viajo. Para seguir recolectando momentos memorables, para conocer otras culturas, para escaparme de mi zona de confort, para desafiarme a mi mismo, para perderme, para encontrarme, para conocer otras realidades, para ver con mis propios ojos la belleza de este mundo, para demostrarle a lo que me dijeron que no se podía, que estaban equivocados. Viajo, porque viajando soy feliz. Viajo porque cuando llegue a viejo, y sea el momento de partir, pueda mirar a los ojos a mis nietos y decirles “Muero feliz, viví la vida que quise y no me arrepiento de nada”.

¿Hacia adonde iremos mañana? Nadie lo sabe.

¿Hacia adonde iremos mañana? Nadie lo sabe.

No soy el único que se pregunta ¿por qué viajo?, aquí les dejo las motivaciones de otro viajero por el mundo, Juan Manuel de Rumbeando por ahí.

Comments

  1. Maravillosas y emocionantes palabras!
    Son una fuente de inspiración y, por lo menos para mí, un empujoncito para poder dar el primer paso hacia esas aventuras que siempre sueño pero me cuesta hacer realidad, tal vez, como dijiste, por miedo a salir de la zona de confort.
    Gracias!

  2. Favio Muy bueno tu relato. Te cuento el porqué viajo : para mi es la mejor inversión que se puede hacer en la vida. Te abre el corazón y los ojos!! y las emociones vividas te traspasan el alma. Conocer lo diferente, descubrir cosas nuevas, lugares, comidas, gente. Y además lo mejor de todo es que esto quedará por siempre con vos!! Además es un hábito que no puedo dejar!!. Hay una frase que comparto con vos y que dice así: “LIFE NEVER GOING TO BE QUITE THE SAME AGAIN AFTER YOUR PASSPORT HAS BEEN STAMPED”… (fue escrita por Graham Greene)
    Esto resume un poco tu pregunta, no?
    Saludos,
    Lilián (desde Argentina)

    1. Author

      Excelente respuesta Lilián, me encantó la frase!!!! … Ojalá ambos dos podamos viajar mucho!!! Un saludo enorme!

  3. Buenisimo el post!!.
    Te cuento que tenia los mismos sueños referidos a la muerte desde que era niña y también hice esa misma reflexión y creo que por eso me decidí a viajar desde que me recibí.
    Mis padres siempre me decían que cuando llegue el momento de la muerte lo único que nos llevaríamos eran las experiencias vividas en el corazón
    Ahora vivo de la mejor manera, conociendo países mes a mes y me siento una de las personas mas felices del mundo 🙂
    Saludos!!

    1. Author

      Que lindo encontrar a alguien que le pasaba lo mismo que a mi!!!! … Un buen cambio de rumbo, vivir el día a día, sin esperar el final!!! Carpe Diem

  4. Yo también supe preguntarme lo mismo y una de las respuestas que me di es que: “No quiero ser el gallo sobre la veleta. Prefiero ser en el viento y que éste enrede en mis cabellos los sueños”
    Che, te enlacé a una entrada mía semejante a esta. Digamos que hice un post-amigo como le dicen. Si gustás enlazame también, te dejo el link: http://goo.gl/TxAqDD
    Te deseo buenos rumbos!!!

    1. Author

      Me encantó la idea Juan, mañana, con mejor conexión de internet que la de este celular, agrego un link a tu pregunta ¿Por qué viajo?, si queres también te propongo intercambiar enlaces en blogs amigos, te parece?

  5. Me emocioné compadre, que hermosa reflexión. Estoy iniciando mis caminos de a poco y mensajes como el tuyo ayudan tanto que no te das una idea. voy a viajar a encontrarme por allá lejos que me perdí hace bastante y no se donde me dejé.
    gracias !

  6. Me encantaron las palabras acerca del sentido de viajar, entre ellas la de conocer el mundo con nuestros propios ojos y ser feliz. Cuantas emociones se ponen en juego antes de viajar, durante, al volver y cuando se piensa en un futuro viaje!!!
    Coincido con las opiniones de los viajeros.
    Saludos y a continuar viajando!

  7. Mucho gusto y gracias por tus hermosas expresiones de la vida . Tambien en mi niñez muchas pesadillas acerca de temores y monstruos me robaban la paz de mis sueños . Y soñaba viajar lejos por el mundo .pero me detenia la idea de dejar a mis seres queridos y aprendi hoy en mi quinto viaje que hay que abrazar fuerte a nuestros seres queridos ,disfrutarlos y el estar cerca o no estar no hara la diferencia en lo que ha marcado el destino de la vida de cada quien.ASi que hay abrzarlos ,despedirse de la mejor manera y volar por nuestros sueños hacia donde nos lleven nuestros deseos de conocer .Yo me hice en cargo que de todas maneras de esta vida nadie saldremos ilesos .ASi que hay que disfrutarla

    1. Author

      Gracias Isabel por compartir algo tan lindo. Es así, caer nos caeremos todos, pero hay que levantarse de nuevo y disfrutar la vida al máximo que solo tenemos una.

      Mucha suerte y buenos caminos

      Favio

  8. En mí país México, los antiguos mexicanos, antes de la llegada de los españoles, decían que “mueres como vives” si vives, triste, aburrid@, frustrad@, probablemente mueras de esta manera, si vives con intensidad, con valor, enfrentando la incertidumbre y enfocad@ en lo que quieres, probablemente mueras con una sonrisa de satisfacción y tranquilidad.

    Es un gusto encontrar tu blog. Si en algún momento puedes, visita el nuestro: http://www.terapiadepareja-df.com.mx/

  9. Favio, realmente tus palabras me identifican muchísimo. Amo viajar, aventurarme, lanzarme a lo desconocido, tal vez hasta el momento lo he hecho como turista, aprovechando ese mes que espero todo el año para perderme en un país desconocido. Siempre tuve ese cosquilleo, esa búsqueda de ser un viajero eterno…y tus palabras reavivan ese sentimiento que hasta ahora la familia y los amigos fueron postergando..pero estoy con ganas de encontrarme conmigo mismo, de liberarme de todas esas formalidades que la sociedad te quiere predeterminar y por fin a los 30 años creo que llegó el momento de partir y vivir esa experiencia. No dejes de escribir fuiste en estos días un gran inspirador para mí..un abrazo bien argento !

    1. Author

      Muchísimas gracias Fernado,

      Para mí los 30 fueron la edad perfecta para ponerme a viajar de esta manera!!! Nunca es tarde para empezar a vivir tu sueño.

      Un abrazo enorme y muchísimas gracias por tus palabras

      Éxitos

      Favio

  10. Excelentes narraciones, yo amo viajar, soy y sere un viajero incansable. Tengo un blog … rynesanchez.com no como el tuyo, es un tanto primitivo jajajajaja cosas de presupuesto, pero mejorara. Gracias por compartir tus relatos y ya seguire leyendo.

    1. Author

      Muchísimas gracias por tus palabras, y a seguir metiéndole garra al blog que vale la pena compartir nuestras experiencias.

      Saludos enormes desde Australia

      Favio

Deja tu comentario: