Nuevo Amanecer: Encontrarse a uno mismo

Dudé mucho sobre publicar este post o archivarlo en el cajón del olvido. No porque algo de lo escrito en él sea mentira o no contribuya al blog, sino porque muestra una cara que a veces las personas no queremos dar a conocer. Aún así esa contracara existe, y todo lector debe saber que aún cumpliendo un sueño pueden aparecer baches, contratiempos, situaciones en las cuales decimos “¿Por qué me está pasando esto a mi?” Lo importante es mantenerse positivo y aprender a lidiar con ellos. Una de las formas de enfrentar estos momentos para mi es plasmándolos en este espacio personal y enfrentarlos. Les comparto mi experiencia en este primer mes viviendo en Nueva Zelanda.

Encontrarse a uno mismo

Todavía me cuesta creer que estoy escribiendo desde Nueva Zelanda. Hace unas semanas atrás esto era solamente un sueño, uno de tantos, y ahora heme aquí, viviéndolo. Mirar desde la ventana del avión y ver como aquella tierra, que se convertiría en propia durante el próximo año, se acercaba más y más volvió a sembrar las dudas y miedos que todo gran cambio conlleva. Volví a sentirme como cuando bajé del auto en Tucumán hace exactamente dos años atrás. Ya estoy acá, ya llegué y ahora ¿qué hago? La misma incógnita de siempre.

Llegar a una ciudad, a un país que no es el propio siempre propone un desafío. Me cuesta, tengo que admitirlo, aunque lo bueno es que no debo ser al único. Sentirse un forastero, alguien fuera de lugar, es como entrar a vivir a una casa donde el único extraño eres tu. Existen reglas, códigos, normas implícitas para todos menos para ti. Eres el nuevo engranaje de una maquinaria que venía funcionando tiempo antes de que siquiera decidieras aparecer. Lejos de todo, y de todos, tienes que reinventarte, adaptarte, formatear tu manera de ser, de pensar, para poder volver a escribir las páginas de un nuevo libro que recién comienzas.

Durante este mes me volví permeable a todo lo que veía, oía y sentía. Me deje llevar por una corriente que traía mil cosas nuevas y decidí aceptarlo todo. Nada podía ser demasiado raro, demasiado “loco” o inverosímil. Tuve que redefinir lo que de ahora en más sería “común” para mí, desde manejar del lado opuesto hasta cruzar avenidas diagonalmente.

Vivir con dos objetivos totalmente opuestos tampoco es sencillo. Parte de mi muere por salir a recorrer cada montaña, lago, bosque y playa de Nueva Zelanda. Paso horas frente a la pantalla averiguando qué lugares visitar, qué puedo hacer en cada rincón de ambas islas, quiero exprimir al máximo cada segundo. Sin embargo, la contracara me vive recordando que “Estamos acá para trabajar”, para hacer dinero. Es una guerra interna de la cual creo estar seguro del lado vencedor y aún así sigo batallando. Todavía no hice pie, sigo tambaleándome de un lugar a otro, perdido por momentos en un mar de incertidumbres. ¿Será el hecho que todavía sigo en la búsqueda de una casa donde vivir o que hace dos semanas llegué a Christchurch y no hago otra cosa que ir del trabajo a la casa y viceversa? Quizás esa misma sea la razón por la cual se me hace tan difícil escribir estas palabras, no lo sé. Me falta inspiración, tengo que salir, necesito encontrar el rumbo nuevamente.

Necesitaba esto, necesitaba volcar lo que pienso, lo que siento. Esta es mi manera de decir “Hasta acá llegué, así no quiero seguir”. Voy a ir tras eso que vine a buscar, todo lo que soñé durante este último año, aquello por lo cual decidí dejarlo todo. Saldré a encontrarme nuevamente conmigo mismo.

Un nuevo amanecer

Un nuevo amanecer

Comments

  1. bien mostro hay que darle pa delante, y no bajar los brazos… calculo que ya va haber tiempo para todo… lo bueno es que conseguistes laburo y eso ayuda para mantenerse y solventar los gastos. el dia menos pensado ya vas a conocer todos los lugares, acordate que tenes un año y posibilidad de extenderlo tambien…. hay que estar tranquilo!!!!!!!!!! suerte

  2. Es lindo lo que escribís, pero todo sueño requiere de esfuerzos, entonces no te preocupes de ir de tu casa al trabajo y viceversa, lo vas a tener que seguir haciendo, lo importante es que disfrutes eso que haces, y busques tiempos para hacer cosas que te hagan sentir feliz, como leerte un libro en la playa por ejemplo (en mi caso) o planificar tu próximo viaje, o solamente disfrutar el lugar donde estas… bueno espero que te ayude en algo las palabras estas! Exitosssss!!!!

  3. Fabio ya encontraràs la manera de salir adelante y cumplir tu sueño… el poder que tiene y la valentía te harà enfrentar tus miedos…todo pasa. A seguri con fuerza!!!! Se que cuando le tu pròximo post estaràs encontrando el camino.

  4. Fabio, como tu dices todo cambio produce miedos y nuevos desafíos, pero aun cuando existan momentos de bajar la guarda, no te puedes permitir hacerlo, no porque simplemente estás tras un sueño, y no hay otra vida para cumplirlos, ademas mírate eres super valiente, yo anhelo algún día recorrer el mundo o parte de el y aun estoy acá. Hay una frase que una vez oí y que me gustaría compartirla contigo “EL ARTE ES LARGO, LA VIDA CORTA, LA CIRCUNSTANCIA FUGAZ”, y ante esto hay que vivir como si hoy fuera el ultimo día para hacerlo. Arriba el animo, y sigue alcanzando tus sueños.

  5. Hola Favio!!! Hace poco me hice tu seguidora! Mi nombre es Teresita. Soy de Lanús, vos me contestaste a una duda que yo tenia por el tema cambiario que tenemos en Argentina. Quería decirte que trabajar en un lugar desconocido VALE LA PENA. La rutina es parte del trabajo, pero no desaproveches todo lo que podes experimentar y ya vas a acomodarte para recorrer este nuevo país!!!
    Estamos con vos!!!!!!No aflojes y seguí contándonos cualquier cosa que tengas ganas de hacer. Un beso!

  6. Primero, gracias por compartirlo. Quizás esto tenga que ver con que cumplir un sueño no es un momento estático, estás en ese camino, ya diste el primer paso, el más importante que fue decidirte a seguir ese sueño y tomarte ese avión. La rutina siempre nos hace pensar que no estamos haciendo “nada” pero creo que lo importante es ver que en algo de esa rutina (que a veces es necesaria) estamos siguiendo ese sueño en el horizonte. Que sigas bien y mejor!

  7. Qué difícil encontrarse con uno mismo, no? En mi caso también conocerme, llegar al fondo de mí, ha sido de las cosas más difíciles que tuve que aprender y creo que es una tarea que no acaba nunca, porque como somos parte de este universo que cambia todo el tiempo, no podemos mantenernos ajenos a ese dinamismo. Favio, yo te conozco sólo por esos miles de posteos contando sobre tus sueños, pero estoy segura de que si estás en el camino hacia tus sueños, nada puede salir mal. No siempre el camino se va a hacer liviano, y es seguro que habrán días que nos llenemos de miedo, pero la cuestión está en enfocarse. Dale para adelante, buscá esos tiempitos libres y recorré la ciudad en donde estés, cada día de una manera distinta, despertate más temprano, mirá el amanecer, salí a mojarte un día de lluvia. Esas cosas que como buen viajero y aventurero seguramente sabés hacer. Beso grande.

  8. Fuerza mucha que los sueños llegan!!! Muy bonito lo que escribió Ana Carolina Reina!!!! Un abrazo grande desde Uruguay!!!!

Deja tu comentario