Viaje al N.A. Dia 1: Tafi del Valle

Y finalmente llegó el día. Esa idea que había estado gestándose en mi cabeza de viajar al Norte Argentino allá por el mes de Septiembre finalmente se empezaba a materializar en frente de mis ojos. La espera había llegado a su fin, y lo único que nos quedaba por delante era empezar a disfrutar de esta aventura junto a uno de mis mejores amigos: DiK.

Como ya es costumbre en mi persona siempre dejo para mañana lo que puedo hacer hoy, por eso a solo horas de salir,  el viaje me agarraba un poco de improviso. Finalmente llegue al departamento, fui al dormitorio para encontrarme con una vieja amiga, la única que me había acompañado en todas mis travesías por el mundo, mi Doite de 75 litros. La vi y pensé, tantas aventuras juntos, y las que todavía nos faltan vivir.

Después de terminar todos los preparativos, mate y termo listo para la ruta, decidimos encarar hacia nuestro primer destino.

Tafi del Valle

Tafi del Valle

Tafi del Valle

La ruta nos recibió con un clima poco usual para Tucumán. Había llovido la noche anterior y la temperatura se encontraba cercana a los 15 grados. Tomamos la Ruta Nacional 38 hasta Famailla y luego a la derecha para empezar a subir el cerro. A medida que subíamos, las nubes se acercaban mas y mas, hasta que prácticamente tocamos el cielo con las manos. La llovizna golpeteaba suavemente el parabrisas del Ford Ka y lamentablemente poco se podía disfrutar del inigualable paisaje que ofrece la subida a Tafi.

Finalmente a las 8 de la noche terminamos arribando a nuestro destino. Dejamos el auto en la calle y nos dirigimos hacia la oficina de Información Turística. Nos recomendaron varios hosteles, pero finalmente nos decidimos por el Hostel “La Cumbre”. Ubicado en una de las avenidas principales (Av. Presidente Perón), reservamos una habitación por 70 pesos por persona con el desayuno incluido.

La cena del día, pizza con birra mirando el partido de Boca-Nacional, que gracias a Dios y al flamante nuevo Papa Bergoglio, termino siendo a favor del primero. (Por si alguno aun no lo sabia, soy un hincha más del club de la Rivera).

Y así termino nuestro primer día, aun con mucho por explorar. Mañana  seguramente nos levantaremos con aires renovados y saldremos a vivir esa aventura que vinimos a buscar.

—- —– —–

Para seguir leyendo de nuestra travesía por el Norte Argentino, hacer click aquí

Deja tu comentario: