Lima, una ensalada peruana

El capitán del vuelo anunciaba que en 20 minutos llegaríamos a nuestro destino. Desde ese momento, mi cabeza se volteó para deleitarse con las luces que toda ciudad exhibe cuando se aproxima desde abajo, pero esto no ocurrió. Por supuesto, como iba yo a saber que aquí, 7 de los 12 meses del año, el cielo está gris y nublado, fenómeno conocido localmente como panza de burro.

En Barrancos, Lima

En Barrancos, Lima

Finalmente llegamos! Otra ciudad más, otra aventura comienza. Volver a abrir los ojos por las mañanas y saber que ningún día será igual al anterior, allí radica lo  lindo de viajar.

Ustedes se preguntarán ¿Porqué el título? ¿Porqué una ensalada? Esa fue la sensación que tuve en estos dos días. Una urbe que tiene de todo. Una ciudad de contrastes. Desde lo moderno, pasando por lo colonial, hasta lo incaico, y pre-incaico también. Podemos recorrer miles de años separados por solo un par de cuadras. Distritos modernos y lujosos como el de Miraflores o San Isidro, bohemios como Barrancos o algo más modestos como Chorillos o Villa Salvador. Infinidades de locales gastronómicos, tanto peruanos como los famosos chifas (mezcla de comida peruana y china), no pudiendo faltar los KFC o los McDonalds. La globalización llega a todos lados.  Valle y desierto separados con solo girar nuestra cabeza. La tranquilidad que trasmite el sonido del mar desentona con los constantes bocinazos de los autos atascados en lo que parece ser otro típico día en el centro limeño. Pero, como viajeros que somos, debemos saber atesorar lo bueno y dejar sin cuidado lo negativo.

La Catedral de Lima

La Catedral de Lima

Lima lo tiene todo. Una ciudad que no podemos pasar por alto. Sin importar cuanto nos tire Cusco o Machu Picchu. Una visita obligada al corazón de un pueblo que no deja de sorprenderme. Porque, aunque este nublado gran parte del año, los limeños colorean sus parques, sus casas, para que nunca dejemos de pensar que ésta, es una ciudad alegre. Una amabilidad y una hospitalidad que jamás había visto. Aquí si saben como mimar y cuidar a los turistas. Tienta quedarse acá, pero debemos continuar. La verdad que 2 días es poco, hay tanto en el menú que la elección se hace difícil.

El Mar Pacifico y el Faro

El Mar Pacifico y el Faro

Seguramente en algún futuro vuelva a visitarte, te has ganado un merecido lugar en mi corazón. Gracias Lima por tanto, y perdón por dedicarte tan poco. Volveré, difícilmente pueda olvidarte. Gracias.

En la Plaza principal de Lima

En la Plaza principal de Lima

Comments

  1. Nunca mejor descripta la tres veces coronada ciudad de Lima, mi adorada ciudad. Efectivamente es una ensalada, no solo en las cosas que encontras sino en su mistura de comidas, de gentes, de arquitectura. El peruano tiene la capacidad de aceptar todo lo foráneo y fusionarlo hasta convertirlo en propio y ahi es donde radica su encanto. Alguna vez en verano tenés que ir a las playas del norte, a ver los campeonatos internacionales de Surf, la pesca del Merlín ( Pez Espada) y disfrutar de Huanchaco, Punta Sal etc y darte una vuelta por la selva peruana… otro mundo. Qué sigan disfrutando su estadía en mi país y que todo sea lindo 🙂

    1. Author

      Muchísimas gracias, la verdad que tenes un país hermoso, no sólo por los paisajes sino por su gente. Un saludo enorme

Deja tu comentario: