Imagen de Flickr.com

Hosteles vs Hoteles, el Gran Dilema

Siempre que estamos planificando un viaje surge el mismo dilema; en donde nos alojamos. La elección del alojamiento va a estar estrechamente ligada con el presupuesto con el que contemos para pasar nuestras vacaciones. Sin embargo, alojarse en un Hostel tendrá sus ventajas y desventajas si lo comparamos con la estadía en un Hotel, y viceversa.  En este post me gustaría desmitificar un poco el preconcepto que se tiene de los Hosteles para que puedan tomar la iniciativa y vivir una experiencia dentro de uno.

En lo que a mi experiencia respecta, suelo tener a los hosteles siempre como primera opción, pero esa elección siempre va a estar acompañada, no solo del presupuesto con el que cuento, si no también, si viajo solo o acompañado, la ciudad en la que deseo alojarme y las preferencias que tenga la persona que me acompañe en el viaje.

Quedarse en Hosteles

Muchas veces difiere de lo que las personas están acostumbradas a pensar. Hay que, antes que nada, dejar todos los prejuicios que uno podría tener y atreverse a alojarse en este tipo de alojamiento. Uno cuando piense en Hostel, usualmente, lo asocia con baños sucios y compartidos, colchones y camas incomodas, al estar perseguido todo el tiempo por los objetos personales y de valor que se dejan dentro del cuarto, que también suele ser compartido. Según mi experiencia, la mayoría de estas afirmaciones cae dentro de las equivocaciones que comenten la mayoría de las personas que jamás se alojarían en un Hostel. Obviamente, nuestra experiencia,  siempre va a depender del Hostel que elijamos,  es aquí donde primordialmente debemos prestar atención y hacer una buena elección.

Dormitorio de Hostel - Imagen de es.wikipedia.org

Dormitorio de Hostel – Imagen de es.wikipedia.org

Muchas veces alojarse en un Hostel suele ser una aventura en sí, digna de contar cuando volvemos de viaje. Entre las ventajas se encuentran el precio principalmente de alojarse. Usualmente lo que reservamos cuando nos quedamos en un Hostel es una cama y no una habitación. Los hosteles tienen habitaciones grandes de 4, 6, 8, 12 y hasta 18 camas, como el que me hospede yo en Ámsterdam.  El ambiente, dentro del mismo, es relajado y descontracturado. Uno tiene más libertades y las personas que suelen hospedarse en hosteles, están más abiertas al dialogo, a hacer amigos, a compartir sus historias de viaje, experiencias y anécdotas con nosotros, y eso hace que, alojarse en un Hostel, sea una experiencia enriquecedora para cualquier viajero. Le elección del Hostel en donde uno desea quedarse es clave. Las páginas que suelo utilizar son hostels.com o hostelworld.com. Siempre chequear aquellos alojamientos que tengan mejores reseñas o comentarios. Lo que hago es ordenarlos por precio, y luego elijo aquel que tenga mejor puntaje. En la página siempre figuran los servicios que ofrecen y todo lo que incluye la tarifa que pagaremos. Intenten elegir aquel que incluya el desayuno, ya que podrán iniciar cada día con el estómago lleno, y de ese modo, ahorraran bastante dinero y tiempo, evitando buscar un lugar para desayunar que sea bueno, bonito y barato.

Imagen de Flickr.com

Imagen de Flickr.com

Existen, al igual que en los hoteles, cadenas de Hosteles que suelen ser una opción segura a la hora de elegir alojamiento. Entre las cadenas se encuentran los St Christopher’s Inns o los Wombats. Son hosteles de muy buena reputación, tienen casi siempre comentarios y reseñas positivas y ofrecen servicios de hoteles de categoría.

Si nos centramos en las desventajas todo va a depender de la limpieza del Hostel y de nuestros compañeros de cuarto. Los hosteles, aunque poco lo crean, son alojamientos seguros. Nunca, en todos mis viajes, me ha faltado nada de la habitación. Existe una especie de código entre los viajeros con respecto a las pertenencias ajenas. Uno sabe que hoy lo puedo hacer yo, pero mañana me lo pueden hacer a mí. Por eso existe bastante respeto entre compañeros de cuarto.  El baño, al ser compartido, puede llegar a estar sucio, pero son pocas las veces que me ha pasado. En cuanto a los compañeros de cuarto, creo que ellos pueden hacer que la estadía sea espectacular o una película de terror. En mi cuenta tengo compañeros que no podían parar de roncar, cual Lobo Marino o aquellos europeos que deciden irse de parranda un fin de semana a Ámsterdam, y da la casualidad que justo voy a parar a su habitación. Pero también me tocaron compañeros a los que pude atesorar y se terminaron convirtiendo en compañeros de aventuras y de viaje.

Aun así con sus ventajas y desventajas, seguiría eligiendo toda mi vida Hosteles. Es realmente aquí donde se vive y se respira el clima viajero y aventurero que busco para mis viajes.

—- —- —-

Comments

  1. Excelente !!!…gracias por los datos!! Viajare a Europa en Oct. por primera vez y te voy a seguir los consejos. Gracias!!

  2. uno puede quedarse en un hostel cuanto tiempo quiera o tiene un limite? por ejemplo en el base de nueva zelanda.

    1. Author

      Hola Lucas,

      Siempre y cuando tengan disponibilidad, podes quedarte el tiempo que quieras en los hosteles. Te recomiendo que si pensás quedarte bastante tiempo, hables con los empleados de Recepción a ver si pueden darte una mejor tarifa por estadía larga.

      Abrazo y suerte

      Favio

Deja tu comentario