Imagen de es.wikipedia.org

La foto más buscada: Una pesadilla

Guardar un recuerdo. Revivir un momento una y otra vez. Tener el poder de congelar el tiempo y el espacio. Esa es la idea de la fotografía. Un arte que evolucionó con el tiempo, y que hoy en día se encuentra en la cresta de la ola.

Todos somos fotógrafos. Nos creemos profesional, intentando buscar el mejor ángulo, nos revolcamos por el piso, esperamos largos momentos para lograr la mejor toma. Esa que valga la pena tener de portada en nuestro Facebook. De eso se trata. Sin embargo, el siguiente post no estará dirigido hacia lo hermoso de capturar un momento, sino al tedioso hecho de tener que “competir” con otros viajeros por esa foto.

LA foto de mi viaje a Perú (Fotógrafa: Elida "Mumi" Corallo")

LA foto de mi viaje a Perú (Fotógrafa: Elida “Mumi” Corallo”)

Vamos a sincerarnos por un breve instante. Nos vamos de viaje a Europa, Asia, América por semanas, a veces, meses, y ¿qué nos traemos de vuelta, a parte de algún que otro suvenir? Una montaña de fotografías, de la cual, nos sentimos orgullosos. Atesoramos la historia detrás de cada una de ellas, reunimos a toda la familia, amigos para contar la proeza que fue sacarlas. ¿Y qué ocuree? A las primeras 100 fotos que les pasaste, que dicho sea de paso, solo eran de París, se aburren, se dispersan y ya no te dan más bola. Te deprimís por unos días, pero atención, todavía quedan tus 1500 amigos de Facebook, tus 450 seguidores en Twitter, y los 200 que tenes en Instagram. Las subís a la nube virtual para obtener ¿cuánto? 12 Me gusta y un comentario de “Muy lindo tu viaje”.  Y ahí te pones a pensar, ¿Por qué le dedique tanto tiempo y esfuerzo en sacar tantas fotos? Al final, el único que realmente las disfruta soy yo, que hice el viaje.

Siguiendo con el sincericidio (palabra que inventé, pero que debe estar en el diccionario de la Real Academia Española como “dícese de un ataque de sinceridad), ¿QUE LE PASA A LA GENTE CON LAS FOTOS, ESTAN TODOS LOCOS ACASO?

Vamos a describir algunas prácticas que considero irritantes, pero cada vez más habituales:

ü  Sacarle fotos a cualquier cosa

Una roca. Nubes. Un rio. Un asno. Hoy en día parece que cualquier cosa, por más insignificante que nos pueda parecer, ante la mirada del viajero común, es meritoria de una fotografía. Solo basta que el guía mencione la frase “preparen sus cámaras”, para que la manada de fotógrafos amateurs saquen su arsenal, y disparen a quemarropa a todo lo que les pasa por delante. “Sobre esta roca se paró Napoleón para iniciar la batalla de Waterloo” Flashes a la roca. “De este pasto comió el caballo blanco de San Martin, mientras cruzaba los Andes” Flashes al pasto. “Ante ustedes el excremento del elefante africano, amo y señor de las llanuras de Sudáfrica” Flashes hacia la heces.

Que distinto era, no solo 20 años atrás, uno salía de paseo con una cámara que solo tenía 30 municiones. No se podía desperdiciar ni una sola foto, cada una de ellas debía ser lo suficiente meritoria para ver la luz del día. Y la de puteadas que pegabas si le sacabas al piso, o tapabas la lente con el dedo.  Cuantas cosas cambiaron en este mundo digitalizado. En vez de retornar de nuestras vacaciones con 3 o 4 rollos, ahora volvemos con una tarjeta SIM con 3500 fotografías. De las cuales, solo 100 valen realmente la pena.  

ü  Fotos con la Tablet.
Dígale NO al Fotógrafo con la Tablet - Imagen de Jonathan Hinkle en Flickr.com

Dígale NO al Fotógrafo con la Tablet – Imagen de Jonathan Hinkle en Flickr.com

A ver muchachos, NO. No es NO. ¿Existe algo más incomodo, anti estético e inútil que creer que nuestro iPad, con una pantalla de 9 pulgadas, puede llegar algún día a remplazar a nuestra cámara? La respuesta parece obvio, y digo parece, porque jamás creerán la cantidad de personas que veo tomando fotos con este aparatejo.

La tendencia surgió en Asia, se expandió rápidamente, como un virus, a Europa, y temo que tarde o temprano, llegue a nuestro país.

A ver, no existen dudas en que la tableta de Apple es una gran acompañante de viajes. Podemos leer libros completos, escuchar música, divertirnos con sus juegos, mirar películas, y realizar un sinfín de otras actividades, pero si quieren evitar hacer el ridículo, háganme caso, no saquen fotos con ella.

ü  Posar, saltar, bailar ante una cámara.
LOS ODIO!!!!!! - Imagen de commons.wikimedia.org

LOS ODIO!!!!!! – Imagen de commons.wikimedia.org

Siempre los profesores nos decían que un ejemplo claro vale más que una explicación extensa. Aquí les va:

Yo en Machu Picchu, maravillado por esta maravilla del mundo, llego al punto donde todo el mundo quiere tomar LA foto. Esa imagen que aparece desparramada por todo Perú, en cada una de sus postales. Allí me encontraba, deseoso por inmortalizar ese momento.

Delante mio, un grupo de 5 jóvenes. Me dije a mi mismo “Esto no puede tomar más de 2 minutos”. Que equivocado estaba. Después de sacar más de 15 fotos, una grupal, una individual, una de 2, una de 4, a una de ellas se le ocurre la brillante idea. “Saquémonos una saltando todos”.

Mi cara de meme de “Are you kidding me? (traducida en porteño, “¿me estas jodiendo?). ¿Por qué, muchachos, con qué necesidad? Foto tras foto, “Nooooo, otra otra” “Uuuhhh no, justo cerraste los ojos” “Otraaaaa, salió movida” (Y obvio que va a salir movida, laaaa p…. que te p….. si estás saltandoooooo, Diooooooooooooooooooooos). Finalmente, y después de más de 10 minutos esperando a que tomen su odiosa foto saltando, pude sacar la mía. 12 segundos, reloj. Ahora que lo pienso, debe ser una espera similar a la de los cajeros automáticos, que uno siempre se pregunta, “¿Qué mierda está haciendo éste en la maquina, proponiéndole casamiento? Entras vos atrás, 10 segundos máximo, y ya tenes tu dinero.

Otra que pasa seguido. Venís subiendo la montaña, pendiente hacia arriba, trekking, aventura, peligro a los costados y lugar, en el camino, para que solo pase una persona. Venimos todos subiendo en trencito, y ooooohhh casualidad, uno de los aventureros decide pararse y tomar una foto a un caracol que pasa lentamente junto a nosotros. Ustedes me dirán “Bueno, paciencia Favio, se acerca, toma la foto y continua”. Qué ingenuos, les contestaría yo. Me olvide de comentarles el pequeño detalle que nuestro amigo es japonés, y como buen asiático, decide tomar una foto artística de este  molusco gasterópodo, por lo que retrasa y entorpece el paso todos los transeúntes detrás de él. Algo que me irrita a por mayores, debo admitir.

Este caso podríamos asemejarlo a la bronca que siento cuando, caminando por las angostas calles de Buenos Aires, una persona, usualmente de genero femenino, se detiene, sin previo aviso, a mirar alguna vidriera. Yo, embalado, a toda velocidad detrás, debo esquivarla, haciendo milagros. Debería llevármelo por delante, para que escarmiente, ustedes ¿qué dicen?

OOOOOOOMMMMMMMM - Imagen de sv.wikipedia.org

OOOOOOOMMMMMMMM – Imagen de sv.wikipedia.org

Por último y para cerrar, un consejo. No hay nada mejor que una fotografía mental. Una que viaja con ustedes, vayan a donde vayan. Más allá de lo lindo que es volver a revivir esos momentos, no se los pierdan por intentar retratarlos. La próxima vez que el guía diga “Preparen sus cámaras”, ustedes bájenla. Inmortalicen ese instante en su mente, y no a través de una pantalla. Les aseguro que les quedará grabada por siempre.

Comments

  1. Me encantó este post! Banco tu sinceridad a morir! Lo del ipad me hizo acordar a esa gente que se desespera por sacar fotos a todos los cuadros dentro de un museo. No lo entiendo! Y disculpa, pero a mi a veces me gusta saltar delante de las cosas. Trato de no joder a nadie, pero tb pienso: este es mi turno, no se cuando voy a volver, y voy a sacarme la foto que se me de la gana. 5 minutos no son la muerte de nadie! Jajajaj

    1. Author

      Lau .. recién recién veo tu comentario!!! soy un colgado de la vida … Yo estoy con vos en las fotos de los museos, porque? es la pregunta. Porque le tenes que sacar fotos a todos los cuadros? Jejejeje … Un saludo grande y mañana te confirmo lo del libro!!!! Gracias!!

  2. Muy bueno el post y me sentì totalmente identificada! Yo soy de las quepretenden sacar la foto artìstica, y ni hablar que si es en subida, aprovecho para descansar, pero siempre trato de estorbar lo menos posible.

  3. jajajajajajajaja me hiciste morir de risa, y era algo que necesitaba…. Me pasa lo mismo…. Lindo blog! Saludos

  4. Bueno, convengamos que sos un anti todo! yo no haria esas fotos saltando, pero no me jode que otros lo hagan.
    Respecto de las tablets para sacar fotos, siempre veo a gente mayor con la tablet…un dia mi madre (jubilada) me iluminó: “quiero una tablet para ver bien la foto que saco”. No ven un cho.to, campeón!!
    Saludos Favio! banco tu blog

    1. Author

      Jajaja el post busca ser un poco extremista para ser más gracioso … Es obvio que no me molestantoooooodas esas cosas. Aclaro para los que no lo entienden …

      Saludos

      Favio

  5. jajjajajaja, el ipad!! Hasta en los recitales! por queeeee.
    En NY presencie cuando en el ferry a la estatua se le cayo a un individuo al rio. Si. Espero que haya escarmentado.
    Respecto a nosotras frente a las vidrieras… No seas tan porteño y no vayas a las corridas jaajajaj
    Me encanta tu blog! Besooos!

Deja tu comentario