Estambul: Mezquitas

El Museo de la ex Mezquita Santa Sofía
(Hagia Sophia)
Hagia Sophia

Hagia Sophia

La mezquita que hoy se conoce Santa Sofía, no fue siempre una mezquita, ya que en el momento de su edificación en el Año 330 DC era una basílica (la basílica patriarcal ortodoxa) y fue luego de la conquista por parte de los Otomanos de Constantinopla en 1453 cuando el Sultán Mehmet II decidió antes la belleza de dicha estructura, no demolerla, sino convertirla en la Mezquita de Santa Sofía.

La misma sirvió de Mezquita hasta el año 1931 cuando el primer presidente de la Republica de Turquía, Mustafa Kemal Atatürk, decidió cerrarla al publico y en 1935 reabrió sus puertas como un museo.

Así que háganse una idea de la historia que encierra este lugar, que estuvo erigido en ese mismo sitio por mas de 1700 años.

La belleza que encierra en su interior es prácticamente indescriptible. Ni mirando fotos  o folletos uno se puede dar a la idea de lo hermosa que es esta antigua mezquita por dentro.

El ingreso al museo, si se va a Estambul es una época de alta afluencia de turistas (junio a septiembre), puede resultar un poco confuso ya que en la entrada convergen 3 filas diferentes, por eso al principio uno no sabe donde ubicarse. Una es para los grupos, que es usualmente donde los orientales están ubicados, otra fila para la gente que ya dispone de una entrada y una tercera para le gente que debe sacar la entrada antes de entrar.  La entrada tiene un valor de 20 liras turcas, y solo les da acceso al museo. Luego por un extra se pueden conseguir guías audiovisuales para no estar tan perdidos dentro del interior y conocer mas de la historia que encierra este lugar.

Al ingresar a la misma, notaran lo grandiosa y enorme que era esta mezquita, aunque también notaran el paso del tiempo en sus paredes y en la inmensa cúpula. En su interior son admirables los mosaicos hechos a base de vidrios de colores o transparentes sobre hojas de oro, con las que se representaban antiguamente escenas bíblicas.

Quizás si visitan la Mezquita Azul, antes que la Santa Sofía, se lleven una pequeña desilusión, ya que no encontraran ni el colorido ni los detalles en la paredes que se puede ver en la primera, pero sin lugar a dudas es una parada obligada si van a Estambul.

La Mezquita Azul
Mezquita Azul

Mezquita Azul

Justo en frente de Santa Sofía atravesando un hermoso jardín se encontraran con la Mezquita Azul. Fue la primera mezquita imperial que se construyó después de más de cuarenta años. Mientras sus predecesores habían construido mezquitas con el botín de las guerras, el sultán Ahmed I tuvo que retirar los fondos del tesoro, debido a que no había ganado ninguna batalla importante.

La mezquita se construyó en el lugar que ocupaba el Gran Palacio de Constantinopla, frente a Hagia Sophia (en esa época, la mezquita más venerada de Estambul) y el hipódromo, emplazamiento de gran valor simbólico. Gran parte de la cara sureste de la mezquita descansa sobre los cimientos y sótanos del Gran Palacio.

La construcción de la mezquita se inició en agosto de 1609. La intención del sultán era que la Mezquita Azul fuese la primera mezquita de su Imperio. La ceremonia de inauguración tuvo lugar en 1617 (aunque en la puerta de la mezquita si indica el año 1616) y el sultán rezó en la sala real. Sin embargo, el edificio no se terminó bajo su sultanato, sino bajo el de Mustafa I.

La Mezquita del Sultán Ahmed, conocida como Mezquita Azul, es uno de los monumentos más impresionantes del mundo. Se trata de uno de los elementos incluidos en el complejo que construyó Ahmed I para competir con Hagia Sophia.

Dentro de la misma se puede observar mosaicos coloridos, principalmente de color azul, y en el centro de la misma , un candelabro enorme.  Como mencione con anterior, al ser esta una mezquita que esta abierta al publico para que puede rezar dentro, solo se puede ingresar cuando no están en horario de rezo. Nosotros debimos esperar mas de 45 minutos para que no dejasen entrar a la misma. Una vez dentro, la mezquita está separada al medio por una pequeña cerca en donde la gente que va a rezar se dispone a colocarse en la parte delantera, mientras los turistas se encuentra en la parte trasera. Cuando ingresan notaran que detrás de la parte donde se colocan los turistas hay como un cuarto mas pequeño, ahí dentro es donde tienen permitido rezar las mujeres. Solo los hombres pueden acceder a la parte delantera de la mezquita.

La mezquita de Suleiman
La mezquita de Suleiman - Imagen de en.wikipedia.org

La mezquita de Suleiman – Imagen de en.wikipedia.org

Sin duda la Mezquita de Suleiman es una estructura que se destaca por el resto de las mezquitas que se pueden encontrar en Estambul. Es la segunda mayor luego de la mezquita azul en tamaño y en afluencia de gente, aunque data de años anteriores.

Esta mezquita es un poco mas difícil de acceder que la Mezquita Azul, ya que queda ubicada subiendo la colina desde el Bósforo, pero realmente merece la pena la visita. Dentro de la misma resaltan los mosaicos multicolores y la belleza de su decoración (aquí se destacan los mosaicos de color rojo, a diferencia del azul de la otra mezquita).

Deja tu comentario: