La cita más esperada: Un café con Cusco

Conocer Cusco fue animarse a invitar a salir a esa chica que siempre te gustó, nunca supiste bien el porqué, pero tenías unas ganas infundadas de conocerla hace tiempo. “¿Qué haces Cusco, hace tiempo que no nos vemos, queres que nos juntemos algún día a tomar algo? Te soy sincero, hace tiempo que quería conocerte personalmente pero no me animaba a hablarte”. Y la ciudad respondió, “En septiembre estoy libre, si querés decime donde, y nos juntamos a tomar un cafecito ¿te parece?”. Ya no me podía tirar para atrás, así que acepté.

La primera vez que la vi, la observé desde las alturas. No estaba preparado para el encuentro. Llegamos surfeando las nubes desde Lima. Desde la ventana se podían observar algunos de los picos nevados de la Cordillera de los Andes, y aunque prefiero llegar a una ciudad por tierra, debo admitir que esa fue una imagen digna de una fotografía mental. Aterrizamos demasiado temprano (4.30AM). Debíamos ir, desde el Aeropuerto a la Estación de Poroy, ya que nuestro tren a Aguas Calientes salía 8.30AM.

Apenas podía separar los parpados, el sueño me estaba venciendo. Desde la ventana del taxi solo pude ver el tráiler, un avance de lo que llegaría unos días más tarde. Cusco se estaba empezando a impacientar, y mejor no les cuento todo lo que me dijo el día que volví. Era de noche, veníamos de recorrer por más de 8 horas Machu Picchu, y me fui directamente a seguir soñando con la Ciudadela Sagrada de los Incas. Estaba enceguecida por los celos. Por algo se creé el ombligo del Mundo. ¿Qué es eso de conocer otras ciudades?. Después de unos largos minutos de charla, artilugios mediante, logré arreglar para vernos al día siguiente. Ya no me quedaban cartas bajo la manga. Llegaba el momento de la verdad.

Una panorámica de Cusco desde Sacsayhuaman

Una panorámica de Cusco desde Sacsayhuaman

Me levanté temprano, me perfume y salí al encuentro. Apenas nos vimos, fue amor a primera vista. Había venido preparada para matar. Sus calles empedradas, su arquitectura tan colonial, como si los españoles nunca se hubieran ido de esas tierras ¿A dónde estaban, se habrían escondido para hacer de este encuentro, uno inolvidable?. Me encantaba su fortaleza  de carácter, gracias a los fuertes cimientos incaicos que aún podremos observar en la mayoría de las edificaciones, sus balcones abiertos multicolores, aquellos cerrados, desde donde la aristocracia espiaba la cotidianidad de la ciudad, quizás añorando poder mezclarse entre esas masas de vez en cuando.

Plaza de Armas, Cusco

Plaza de Armas, Cusco

Qoricancha, en la parte baja se puede observar los cimientos del Templo del Sol Incaico

Qoricancha, en la parte baja se puede observar los cimientos del Templo del Sol Incaico

Perfumada de pies a cabeza, los olores me llevaban al cielo ida y vuelta. Me transportaban del presenta al pasado y del pasado al presente. Lo único que debía hacer era respirar su historia. Su ropa, combinada a la perfección, mezclaba tonos grises con colores pasteles, una montaje exquisito. Me había demorado años, quizás por no arriesgarme a un no, pero aquella cita valió la pena cada segundo que duró.

Juntos recorrimos sus mercados, su catedral y algunos conventos. Sentí brevemente lo que es vivir como un cusqueño. Fue una cita soñada, pero así como tarde o temprano, debemos despertar de nuestros sueños, el encuentro llegó a su fin. Me tuve que despedir, aunque no quería, con un beso en la mejilla. Antes de perderla de vista, volteé y le deje una promesa, una de esas que pienso cumplir sin titubear: “No sé si será dentro de mucho o de poco, pero te prometo que nos volveremos a ver, y sabes que será lo más lindo de ese reencuentro, que ninguno de los dos seremos los mismos, podremos volver a enamorarnos como si fuera la primera vez”.

Atardecer en Sacsayhuaman

Atardecer en Sacsayhuaman

Atracciones de Cusco y Alrededores

Antes que nada deben saber que para poder acceder a la mayoría de las atracciones deberán comprar un boleto turístico en el Museo de Arte Popular, ubicada en la Avenida El Sol, a una cuadra de la Plaza de Armas.

El Ticket cuesta 130 soles para Adultos y 75 soles para los Estudiantes.

Entre los tours se encuentran:
City Tour (15 Soles) e incluye:
Convento de Santo Domingo – Qoricancha

Antiguo Templo del Sol – El convento se construyó encima de uno de los templo más importantes de los Incas y aún hoy, se apoya en sus cimientos. Dentro, imágenes y pinturas de la Evangelización, perpetrada por los Españoles.

Qenco

Templo de la Tierra (donde se hacían antiguas ofrendas a los Dioses).

Sacsayhuaman

El misterioso bastión de Cusco. Antigua fortaleza con gigantescas piedras de más de 8 metros de altura y 100 toneladas de peso. El enigma de cómo se construyó aún permanece en teorías.

Puka Pucará

Edificación para postas y controles previa a la entrada a la ciudad. Lo llaman el Pucará Rosado, por el color que toma su muro con la puesta del sol. Si somos detallistas encontraremos algunas figuras de animales en el piedra misma (Una pista: busquen a la tortuga y al perro).

¿Perro?

¿Perro?

¿Tortuga?

¿Tortuga?

Tambomachay

Templo dedicado al Agua. Según la creencia de los Incas, allí se encontraba la Fuente de la Juventud.

Valle Sagrado (45 Soles con almuerzo Buffet) e incluye:

Dependiendo en qué agencia lo contraten. Visitarán Pisac, Urubamba y Ollantaytambo.

Las Salinas de Maras, El Laboratorio natural de Moray y Chincheros.

Consejos:
  • Recorran los Mercados Artesanales de Cusco, excelente en precio-calidad para llevarse algún souvenir de Perú – En especial el Mercado de San Pedro frente al Monasterio de Santa Clara.
  •  Si tienen la suerte de visitar la ciudad el 24 de Junio, se maravillarán con el Inti Raymi, una festividad única, dedicada al Dios Sol, que los Cusqueños aún mantienen de sus antepasados los Incas. [/dropshadowbox] 

Comments

  1. Que bonito todo, cusco trae muchos recuerdos! ademas de ser tan divertido compartir con la gente, muy amables, y la comida exelente!

  2. Me encanto! Muy buen post , Yo también soy de argentina y planeo un viaje a cusco a principio del 2018 y se que el viaje me va a encantar

    Saludos 😊

Deja tu comentario