Un Cambio de Vida: La Parábola del Genio

El Letargo

7 AM, suena el despertador. (Acordes de Reggae) “Could you be loved, and be loved? , Could you be loved, and be loved?”. Abro los ojos, y pienso para mis adentros como estoy empezando a odiar esta canción (Nota mental: Dejar de poner temas que me gustan como despertador). Lo apago, y me levanto, no sin antes plantearme seriamente dormir otros 10 minutos, aun así, rápidamente, y sin demasiada lucha de mi parte, me doy por vencido. Sistema 1 – Favio 0. Comienza otro día rutinario, de mi vida rutinaria. Voy al baño, dejo dos rodajas de pan lactal en la tostadora, y empiezo a prepararme un café con leche, el desayuno de siempre. Termino, me prendo un cigarrillo en la terraza (En los 5 minutos que me dura, me planteo ¿por qué tengo que ir a trabajar hoy?, y, de todas las razones que tengo, la única que me convence es el sueldo a fin de mes, Sistema 2 – Favio 0) , me meto a la ducha exactamente a las 7.30AM, salgo a las 7.38, me afeito, me lavo los dientes, me cambio, y salgo a las 7.51AM hacia mi trabajo. Soy un relojito suizo cuando me lo propongo.

Llego a las 7.56AM (Si, leyeron bien, una de las ventajas de vivir en Tucumán es tardar 5 minutos en llegar al trabajo), ficho la entrada, y lo único que anhelo es que, las 8 horas y media que tengo por delante, se me pasen lo más rápida y serenamente posible. Sin embargo, este sería un día completamente diferente a los anteriores.

9.35AM entró a la primera reunión de la jornada, busco uno de los lugares del fondo, y me siento. Empieza la charla, a la cual, después de los primeros minutos, me cuesta seguir. Comienzo a cabecear, pienso “Dios, este tipo no puede ser más aburrido”, decido levantarme y me dirijo al baño para lavarme un poco la cara, a ver si logro despertar de una buena vez.

Mi compañera de Viajes por el Mundo

Mi compañera de Viajes por el Mundo

El Abrir de Ojos

Me mojo, miro fijamente ese rostro que se refleja en el espejo delante mío y me pregunto ¿qué estoy haciendo de mi vida?, me seco, y cuando estoy por tirar las toallas al cesto veo algo brillando en el fondo, me agacho y lo levanto. Una lámpara color dorado. Lo primero que se me viene a la cabeza es frotarla, y cuando lo hago, de uno de los extremos sale una figura, un genio!!!!. Miro estupefacto, parte de mi quiere salir corriendo, pero la otra, queda estaqueada al piso. El genio, de color azul, me mira y me dice No estoy aquí para cumplirte 3 deseos” – Que genio trucho, pienso. “Estoy aquí para modificar lo que vos quieras de tu trabajo” – Bueno, no es tan malo, ahora que lo pienso. Como si ya las supiera de memoria, le empiezo a relatar todas, y cada una, de las cosas que pretendo cambiar:

Cambio la oficina por un paisaje de playa. Cambio el traje por la bermuda, remera y hawaianas. Cambio el aspecto de ejecutivo por el pelo largo, la barba, tatoos y pulseras. Cambio mi hora de almuerzo por almorzar a cualquier hora. Cambio las reuniones departamentales que no me dejan nada, por reuniones con extraños que me brindan todo. Cambio las capacitaciones en coaching y  liderazgo, por las enseñanzas de la ruta. Cambio el despertador matutino, por el sonido del mar, de pájaros, y hasta de un gallo. Cambio las horas extras, por sonrisas extras. Cambio a mi jefe, por mi instinto, solo él puede guiarme hacia lo que necesito. Cambio la rutina, por la impredictibilidad del no saber, del descubrimiento y las sorpresas constantes. Cambio una visión y una misión ajena, por una propia. Cambio preocupaciones innecesarias, por oportunidades para crecer. Cambio mi salario, por la hospitalidad del mundo. Cambio mis 8 horas de trabajo, por 24 de vida.

Hecho” – dice el genio, y en un abrir y cerrar de ojos, todo a mi alrededor, comienza a permutar. La brisa veraniega de la playa, las confortables hawaianas, las pulseras deshilachadas. Una sensación soñada. Por primera vez, desde que desperté aquella mañana me sentía libre, verdaderamente libre. Me deje caer en la arena, y cerré los ojos, no lo podía creer. De repente escucho, a la distancia, alguien llamar mi nombre– “Favio … (se acerca) …. Faviooooo … (más fuerte) … Favioooooooooooo” – Despierto, por segunda vez en el día, “¿Qué pasa, te estás quedando dormido?” – preguntan lo obvio. Miro a mi alrededor, y todo ha desaparecido, volví a mi inerte realidad. Me quedo estático, mudo, mirando el piso, no quiero esto, quiero volver a mi sueño. Pienso, pienso, pienso. Me levanto, y sin omitir palabra, camino hacia la puerta “¿A dónde vas? – inquiere mi jefe, “A VIVIR LA VIDA” – respondo.

El Despertar

El cambio empieza por vos, si vos no das el primer paso, nadie lo dará por ti. No hace falta un genio para transformar tu vida. Si no te gusta algo, no existen excusas válidas, nunca se es suficientemente viejo para soñar, nunca se tienen demasiadas deudas, o responsabilidades, para abandonar un trabajo, sencillamente si hay algo que no te hace feliz, estás en todo tu poder para cambiarlo. Y créeme cuando te digo que lo tienes. No existe salario que sea lo “suficientemente bueno” para arrebatarte la felicidad. No es necesario que te vayas a recorrer el mundo, o que te vuelvas un monje Budista, solo tienes que plantearte una meta, un objetivo claro y esforzarte para alcanzarlo. Si es verdaderamente tu sueño, nunca estarás solo, tus amigos, tu familia, tu novia, tus compañeros, y hasta el universo mismo, estarán a tu lado cuando los necesites. Recordá, el tiempo no espera a nadie, tu momento es ahora.

Comments

  1. que lindo me encanto!! esta es la mejor frase “Cambio mi salario, por la hospitalidad del mundo. Cambio mis 8 horas de trabajo, por 24 de vida.” Gracias x compartirlo..saludos rosarinos

  2. Buen articulo, te molestaria si comparto tu imagen, me parece excelente

  3. Excelente, felicitaciones por el valor .. muchos estamos esperando dar ese “pasito” de valentía..

  4. Author

    Francia, que lindo, una oportunidad única, y creo que si es tu sueño ir para allá, todos, así sea tu familia, tus amigos, tu novio, van a entender y te van a estar esperando cuando vuelvas como si te hubieras ido ayer!!!!

    Mucha suerte con tu decisión!!! Abrazo

    Favio

  5. Otro gran post que no había leído. Favio estoy al pie del cañón cuando surja alguna propuesta de escritura 😉

Deja tu comentario: