Barcelona: La Feliz Europea

Barcelona es como unas de esas Sirenas que encantan a los pescadores y los obnubilan con su belleza impendiéndoles que escapen. Es una ciudad que logró enamorarme y que sin lugar a dudas elegiría para pasar el resto de mi vida allí.

Muy pocas ciudades pueden compararse con la hermosura, la alegría y las costumbres que tiene impregnada esta ciudad. Tanta belleza que ingresa por nuestros ojos y tocan directo nuestro corazón.

Apenas me puse a pensar en un título para este post se me vino a la cabeza la ciudad de Mar del Plata, más conocida como “La Feliz”, en la costa de la provincia de Buenos Aires, Argentina. La playa, el mar, la rambla y el clima son aspectos que se parecen en ambas ciudades. Pero más allá de todo eso, la ciudad misma trasmite alegría y eso es algo que he sentido muy pocas veces en mi vida.

Barcelona, atractivos que enamoran

Entre aquellas cosas están la vida nocturna y sus costumbres. El ir de tapas y tomarse una caña (como le dicen los españoles a la cerveza) es algo de todos los días allí. Y más, si justo tienen la suerte que tuve yo de visitar Barcelona cuando es la fiesta de su patrona, la Virgen de la Mercè, que se celebra durante la semana del 24 de septiembre y la ciudad se trasforma en una gran fiesta cultural noche tras noche. Una de ellas tuve la oportunidad de ver un partido del Barcelona FC en una peña local, tomando una caña y debo decir que le debo haber dado suerte al Club, ya que ese día ganaron 5 a 0. Una Experiencia inolvidable y recomendable.

Cuando hablamos de los atractivos, en mi opinión son dos los que se destacan principalmente: El Barcelona FC y Gaudí. Aunque no tuve oportunidad ni tiempo de conocer el Camp Nou, estadio de Barcelona Fútbol Club, es sin dudas una de las principales atracciones de la ciudad. El equipo de Messi, Iniesta y Xavi, catalogado como el Mejor del Mundo en estos momentos, es una atracción irresistiblemente para los millones de fanáticos del fútbol Mundial. Encontraran tiendas y peñas del Barcelona FC por toda la ciudad, y guarda con ir caminando con una camiseta del archirrival, el Real Madrid, no es aconsejable si se quiere tener una agradable estadía en la ciudad.

El Camp Nou, Estadio del Barcelona FC - Imagen de es.wikipedia.org

El Camp Nou, Estadio del Barcelona FC – Imagen de es.wikipedia.org

El otro personaje indiscutible que pisa muy fuerte en Barcelona es Antoni Gaudí. Arquitecto español, máximo representante del modernismo catalán ha construido e idealizado desde La Basílica de la Sagrada Familia, uno de las atracciones más visitadas de toda España, pasando por las farolas de la Plaza Real de Barcelona, Casas, Palacios, Colegios, Jardines hasta un Parque entero, conocido como Parque Güell. Creo fehacientemente que podríamos pasar semanas recorriendo, admirando y analizando cada una de sus obras y nos sentiríamos satisfechos con lo visto en la ciudad.

Entre los atractivos que pude recorrer relacionados a Gaudí están el Parque Güell. Está ubicado en un colina alejado del centro y de la playa, pero a la cual podemos acceder caminando, subiendo escaleras fijas y mecánicas y que no cobran entrada para recorrerlo. Allí podremos admirar y ver plasmado un poco la imaginación de Antoni Gaudí y créanme realmente cuando les digo que se irán asombrando y sorprendiendo con cada paso que den. Entre los lugares más sobresalientes del Paruqe se encuentra la estatua de El dragón del Parque Güell, que se ha convertido en un emblema de la obra de Gaudí.

El Dragon del Parque Guell

El Dragón del Parque Guell

Parque Guell

Parque Guell

Otra obra de este gran maestro son la Casa Batlló  y la Casa Milá. La dos merecen la pena una visita para admirar los detalles en las construcciones, pero especialmente en la segunda podrán disfrutar de la terraza con chimeneas en forma de guerreros.

Hermosas Chimeneas

Hermosas Chimeneas

Por último la atracción principal, El Templo Expiatorio de la Sagrada Familia. Esta basílica  iniciada en 1882 y todavía por ser terminada es, creo yo, un lugar único en el mundo. Jamás en mi vida he estado tanto tiempo recorriendo una basílica, catedral o iglesia, ni siquiera la Basílica de San Pedro en el Vaticano. Las formas que se pueden encontrar dentro no podrán encontrarlas en ningún otro lugar, el juego que producen los vitrales cuando dejan filtrar la luz del sol, las cuatros caras del Templo, dos casi terminadas y dos por terminar brindan tantos detalles y significados que uno debe pasar varios minutos y hasta horas analizando cada una de ellas.

Interior del Templo Expiatorio

Interior del Templo Expiatorio

Les doy algunos consejos por si deciden visitarla. Antes que todo vayan temprano, porque las colas para entrar suelen ser bastante largas. La entrada esta alrededor de 12 euros, o 15 con la audio guía. Aunque su presupuesto sea acotado saquen la entrada con la guía ya que se llevaran una visión más amplia de la idea que quiso plasmar Gaudí con esta obra. Al mismo tiempo por otros 2 o 3 euros más tienen acceso a un elevador que los llevará hasta la cima de una de las torres. Averigüen antes de sacar esta entrada con el elevador incluido ya que el mismo funciona solamente en ciertos horarios y quizás no puedan subirse. También se pueden recorrer una especie de museo en donde podremos encontrar Maquetas de la Basílica, fotos antiguas y otros diseños de este Gran Maestro Catalán.

Templo Expiatorio de la Sagrada Familia

Templo Expiatorio de la Sagrada Familia

Otro consejo es que no saquen tantas fotos. Disfruten de la belleza que entra por sus propios ojos, incorpórenla y admírenla, ya habrá tiempo para sacar fotos. Y por última tenga cuidado algunos ya que pueden sufrir una enfermedad poco común llamada Síndrome de Stendhal. La misma es un desorden psicosomático que se desata cuando el individuo es expuesto a demasiada belleza en un espacio corto de tiempo. Los síntomas van desde inofensivos mareos hasta psicósis total, y puede ser desatado por obras de arte famosas, áreas naturales hermosas o incluso ciudades enteras. No es broma, la enfermedad existe, solo que hay muy pocas probabilidades que algunos de nosotros la tenga.

Entre otras actividades y atracciones que se pueden visitar se encuentran el Parque de la Ciudadela, caracterizado por una hermosa y gigante fuente en el centro y un Mamut, si si así como lo leen, un Mamut de tamaño real en el medio del parque, atracción para grandes y pequeños (Me incluyo). Se puede visitar el Museo de Joan Miró, otro gran artista Catalán, o simplemente recorrer la famosa Rambla, llegara la playa y disfrutar de un hermoso día de playa. Para aquellas compradoras compulsivas Barcelona cuenta con dos Shoppings que valen la pena recorrer. Uno de ellos se llama Maremagnum y se encuentra sobre la playa, caminando recto desde la Rambla. El otro se llama Centro comercial de las Arenas, este queda un poco más alejado del centro pero el detalle particular que tiene es haber sido alguna vez una Plaza de Toros, ahora remodelada para albergar locales de ropa, cafeterías y restaurantes.

Fuente del Parque de la Ciudadela

Fuente del Parque de la Ciudadela

El Famoso Mamut

El Famoso Mamut

Por ultimo no dejen de visitar La Fuente Mágica de Montjuïc, ubicada cerca del último shopping mencionado, la fuente mágica es una espectacular exhibición de color, luz, movimiento, música y acrobacias acuáticas. La fuente mágica es un espectáculo “obligado” y altamente recomendado si se visita Barcelona. Aparte de ello, los alrededores son muy bonitos para caminar y relajarse, solamente si toca un lindo día, por supuesto.

Esto es todo lo que les puedo contar de esta hermosa y entrañable ciudad de Barcelona. Una parada obligada si se visita España y Europa con un sello de garantía (Es imposible pasarla mal en Barcelona. Garantizado 100%).

—- —- —-

Comments

  1. Buena favito!!!!!!! hoy viajo a barca!!! me lei el blog!

  2. Me gustaría leer qué te pareció Madrid, porque, comentandolo con mucha gente, llegué a la conclusión que a nadie les gusta Madrid y Barcelona al mismo tiempo, es decir, generalmente es una o la otra. A mi, particularmente, me fascina Madrid.

    1. Author

      Mi opinión sincera, me gustó Madrid, aunque me quedo con Barcelona. Quizás sea más por donde viví casi 28 años de mi vida: Buenos Aires. Creo que Madrid se le parece mucho, aunque mucho más cuidada, por supuesto, y quizás Barcelona me pareció algo diferente a lo que estaba acostumbrado. Aparte las obras de Gaudí me obnubilaron e hicieron que me enamoré de la ciudad.

      Igualmente, así te digo, Madrid me pareció muy bella y muy bien cuidada.

Deja tu comentario