3 Meses de mi Experiencia en Nueva Zelanda

Kia Ora Viajeros,

¿Ya estamos en Diciembre? Como se pasó el año”. Una de esas expresiones que se repiten una y otra vez hasta el cansancio. Se acerca el 2015 e inexplicablemente comienza el ritual de analizar retrospectivamente como llegamos a donde estamos hoy parados. ¿Ya pasaron 3 meses? – me pregunto. Me cuesta creer que esta aventura por Nueva Zelanda empezó hace ya más de 90 días.

Lago Pukaki | Monte Cook - Isla Sur, Nueva Zelanda

Lago Pukaki | Monte Cook – Isla Sur, Nueva Zelanda

Una mirada al núcleo de la experencia kiwi 

Una de las cosas que aprendí en los primeros días en Auckland es que esto es una experiencia, y creo sabio aconsejar que todo aquel que pretenda venir, tiene que sentir el vivirla. Sembrar algo que nos ayudará a crecer, a mejorar, tiene que ser nuestro objetivo fundamental.

Recuerdo el primer día que llegué, salí a la calle a fumar y me encontré de pasada con un argentino que estaba trabajando a cambio de alojamiento. Con el lampazo en mano, y el balde a pocos centímetros, me dijo algo que describe en parte esta experiencia: “Si me viera mi vieja”.

Muchos piensan, equivocadamente, que esto no es más que el viaje de egresados de la post-adolescencia. Sin embargo, créanme cuando les digo que una de las frases que más escucho a diario es “¿Qué mierda estoy haciendo acá?” . Cada día que pasa te vas acostumbrando más al estilo de vida Kiwi. Te levantas a las 6, trabajas 8/10/12 horas, volves tu casa muerto, de repente te encontrás cenando a las 7 y en la cama a las 9. Vaya fiesta ¿verdad?

Estar lejos de tus amigos, tu familia, tu novia y haciendo un trabajo que, en el 99% de los casos, no nos gusta te hace replantearte todo, una y otra vez. Pero ¿Qué es lo que hay del otro lado de la balanza? Mi sueño, el viaje que vendrá. Es su peso el que me da las fuerzas para seguir. Ustedes, si piensan venir, deben encontrar el suyo.

Mi primer trabajo como "director de tráfico"

Mi primer trabajo como “director de tráfico”

Pero todo tiene su lado positivo. Puede que parezcan pequeñeces, si las comparo con todo lo que dejé en Argentina, pero Nueva Zelanda me dio mucho: paisajes oníricos, un trabajo con el que se puede ahorrar lo suficiente para recorrer este mundo, la posibilidad –por ejemplo- de ir y venir al trabajo en bici. “¿Hace cuanto que no me subía a una bicicleta?” –pienso. Ya ni me acuerdo con certeza. Aún así, cuando me subo, vuelvo a sentir al niño dentro mío, me empapo de añejos recuerdos, vuelvo a ver a mi padre, le imploro que no me saque las rueditas, mil veces tambaleé, otras mil caí, pero solo de ese modo aprendí a andar. Extrañaba sentir el viento en la cara, el sol de la mañana acompañándome en cada pedaleada, esa sensación de libertad mezclada con invencibilidad. Gracias Nueva Zelanda.

Se acercan las fiestas

Se acercan las fiestas

Aunque intente disimularlo estas fechas sacan a relucir mi lado nostálgico. Estar lejos de todos, recuerdos de navidades y años nuevos en familia se aparecen cada vez que veo un arbolito armado o una casa repleta de luces de colores. Me cuesta muchísimo no sentir envidia sana al ver a uno de mis compañeros irse a visitar a su familia, volver a la argentina.

Todas las mañanas cuando vuelvo del trabajo paso por un puente en donde hay una gigantografía. “I didn’t fit the mould, so I decided to break it” (“No cabía dentro del molde, así que decidí romperlo”). Todo cambio genera caos, confusión, la ruptura de nuestros paradigmas. Para poder crear es necesario destruir, desarticular, deshacer, decodificar. Esto es lo que me pasa, esto es lo que estoy viviendo, esa pequeña horma que me encerraba, que no dejaba margen de acción o reacción se ha roto, y de a poco voy creando uno más acorde a mis sueños. Lejos está de ser una tarea sencilla. Hoy estoy nuevamente arriba de esa bici, la que me subía cuando era niño, y con la vista puesta en mis objetivos. Mi zona de confort, mis rueditas, aquellas que me hacían sentir seguro y confiando han vuelto a desaparecer. Aún así, estoy convencido que, aunque me sienta tambalear de a ratos, encontraré el equilibrio necesario, y alcanzaré todo aquello que me proponga.

Viajando soy feliz - Queenstown

Viajando soy feliz – Queenstown

Comments

  1. No se cual será tu meta para más adelante, pero siento que llegarás a ella, porque no dejás de trabajar en pos de tus ilusiones y sueños, lo que quedó en BsAs, es tu tesoro, lo que tendrás por siempre, suerte, sos el hijo de una de las mejores personas que conocí en mi vida, luchadora, empeñosa, y se notan los genes, un abrazo a la distancia con todo mi cariño!!

    1. Author

      La vieja me dio muchísimas fuerzas y siempre estuvo a mi lado en cada pensamiento, cada decisión importante!!! 😀

      Gracias graciela!!! Abrazooo

  2. Sabes cuanto me costó cada intento por ser Feliz, NUNCA bajes los brazos, Somos muchos los que te queremos ver llegar!! Y estoy convencida que lo vas a lograr. Todos los que te amamos estamos detrás de tus sueños soplando con fuerza ese globo que los va a llevar a dar la vuelta al mundo. Te amo! Mumi.
    PD: Gracias Graciela !!!

  3. Favio, me gustan mucho tus comentarios, da la sensación de estar en el lugar y momento en que lo describís, son claros y enriquecedores, te felicito veo que día a día estas logrando el objetivo, no existe duda que es duro vivir en el exterior, pero la experiencia es única. Mis saludos y feliz año nuevo, no tengo duda que va a ser genial para vos Silvana ( compañera de ruta de Eli )

  4. Muy lindas tus palabras y que esta experiencia haga que tus sueños se hagan realidad…. Creo q todos los que seguimos a viajeros como vos sentimos que no somos parte de un molde cultural impuesto…. Que la suerte te acompañe!!! No estas solo estamos nosotros del.otro lado…besos

  5. Te quiero felicitar por el imponente blog que manejas, Favio. Es genial como aportas con esto, por ahí no lo notas tan a menudo pero es una gran ayuda, sabes dar fuerzas para perseguir un sueño, dar las herramientas y consejos pero también sabes mostrar el contraste de esta búsqueda. Empecé a leerte hace una semana y es una información muy útil. Estás cumpliendo mi sueño y seguramente sabes mejor que nadie que estás aprovechando la vida eligiendo este modo de vivirla. Nuestro paso es efímero y muchas veces la gente muere sin haber sabido tomar las riendas de su vida, no es tu caso, felicitaciones. Ojalá alcances todo lo que te propongas y más.

    1. Author

      Mellll,

      Muchísimas gracias por lo que me decis!!! Son este tipo de comentarios los que me dan la fuerza para seguir escribiendo y compartiendo mis historias con todos aquellos que las quieran leer!! 😀

      Ojalá pueda empezar pronto a cumplir tu propio sueño!!!!

      Un saludo enorme y las mejores vibras!

      Favio

  6. Que hermoso lo que escribiste. Yo desde chica fui arrancada de mi Córdoba natal para mudarme a vivir años en USA, por trabajo de mis papa, justo antes del famoso Corralito. Años mas tarde volvimos, ya van 10 años aca, y con mis 20 años nunca me sentí tan identificada con una frase como la que pusiste “I didn’t fit the mould, so I decided to break it”. Hace años que sueño con irme a trabajar a Australia, Nva Zelanda (mas preferentemente) o inclusive a Inglaterra (a pesar del gran enigma y controversia que genero cada vez que lo digo, por el tema viste de las malvinas). Creo que el hecho de haber vivido en diferentes partes del mundo, otras culturas, condicionó lo que soy hoy. Siento que no encajo en el molde de persona que nace y muere en su tierra natal. Creo que el mundo es un lugar maravilloso que tiene que ser recorrido, que cada cultura tiene que ser vivida. Siempre digo que “sueño con un mundo sin fronteras”, porque hoy por hoy es lo único que me frena, la situación económica argentina, las visas, pasajes, trabajos, que muchos lugares inclusive no quieran que no ciudadanos trabajen y se establezcan en sus tierras. Si algún día podes y si no es inconveniente me encantaría que me contases de que presupuesto contaste para mudarte para allá, y como fue todo el trámite. Muchas gracias por tan hermoso post.

    1. Author

      Hola Fabi,

      Muy lindo lo que escribiste vos tmb. La verdad que vivir afuera, aunque sea un tiempo, te cambia la vida para siempre. Yo me vine a vivir a Nueva Zelanda con la visa de trabajo (en el blog tenes la manera para obtenerla). Los argentinos tenemos 1000 visas por año para venir y trabajar. Con respecto al tema de los ahorro, estuve juntando dinero durante casi dos años para venirme, aunque no es necesario tanta plata. Quizás para venir tranquilo, unos 2000 o 3000 USD están más que bien, aunque sé de gente que llego con 100 USD en el bolsillo y se las arregló.

      Cualquier consulta mnadame un mail y los seguimos hablando!!! 😀

      Abrazoooooooo viajero!!!!

      Favio

  7. Favio muchisimas gracias por todo lo que compartis, este verano planificamos con 4 amigos ir para nueva zelanda y tus datos nos vienen muy bien, tenemos 20 y 21 años queria saber si tenes algun otro consejo para darnos. Me gusto mucho leer tus articulos porque hacen sentir a uno que ya empezo a vivir el viaje. Queria saber cuanto lograste ahorrar en total. Saludos!

    1. Author

      Hola Lautaro,

      En unos días voy a estar subiendo otros artículos de Nueva Zelanda con más ayuda para los que se quieren venir, así que estate atento!!!!

      Mucha suerte

      Favio

  8. Favio., un poco tarde miro tu blog…pero me gustaria saber q onda, si es muy dificil entrar al pais??, en que ciudad estuviste..??? estoy pensando en ir alla, saludos

    1. Author

      Hola Milo,

      Mira, hoy en día no está fácil entrar al país si no tenes alguna visa como la Working Holiday, o la visa de estudio. Entrar de turista sin pasaje de salida se está complicando cada día un poco más. Supongo que será por la cantidad de gente que está ingresando al país en busca de trabajo en negro.

      Yo estuve principalmente en Christchurch, en la isla sur, donde casi siempre había trabajo. Y en Papamoa, en la isla norte en la temporada de Kiwis.

      Te deseo la mejor de las suerte
      Saludos

      Favio

  9. Yo estoy a punto de hacerlo, hace bastante tiempo tengo esa idea en mente de irme a Nueva Zelanda. Por lo que leo, al parecer es un destino recomendable. Éxito en todo

    1. Author

      Gracias Fernanda!!! A mi parecer en 100%recomendable hacerla!!! Una experiencia maravillosa!!!

      Saludos

      Favio

  10. me encantó la analogía de la bicicleta y las rueditas…que lindo blog! te felicito por animarte! espero lograr salir de esa zona de confort que estoy y animarme a pedalear sin rueditas! abrazo y suerte en el camino a santiago!

Deja tu comentario: